El pasado viernes fue una tarde especial en el Virgen del Pilar. Un año después, y gracias al tesón del alumnado y de algunos profesores, se produjo el “acto” de graduación simbólico de la promoción del curso anterior. La pandemia nos impidió en su momento juntarnos, pero el reencuentro llegó.

En la Sala Polivalente se proyectaron las típicas imágenes de su paso por el instituto. También se escucharon diferentes discursos y alguna que otra canción. Fue un emotivo acto en el que quedó claro que “el Virgen deja huella”.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter